miércoles, 14 de noviembre de 2007

Vistaaargh!

Mis experiencias con el dichoso Vista están sacándome de quicio.

He llegado a tener un Windows XP sin necesidad de reinstalar y sin problemas serios durante más de 4 años en mi PC "principal" (para diferenciarlo de los otros 3). Esto incluye cambios de hardware importantes a lo largo del tiempo, por no decir que al final de esos 4 años no había ni una pieza de las que había al principio.

Pero un buen día se lanzó el vista. Y como resulta que aunque de forma muy lenta, pero segura, se está implantando, pues me lo tuve que poner para ver de qué iba.

Durante estos 10 meses que llevo con él he tenido que adquirir nuevo equipamiento para sustituír el que vista no reconoce, he tenido que obtener software que fuera "compatible", he tenido que reinstalar por completo el sistema una vez... y hoy es que ya me ha tocado los bowlings.

Ahora resulta que por dejarle instalar unas actualizaciones (de Microsoft, of course), ya no arrancaba. Y lo ha hecho de una forma cojonuda. Pantalla en negro y el disco corriendo a tope. ¿Mensajes de error? Ni uno. Claro, lo primero que he hecho ha sido "dejarle hacer", pero no, ahí se queda. Ha sido necesario una reparación completa con el DVD de instalación para que volviese a funcionar.

Sí señor, algo tope estable y eficiente. Como diría Jezulín, "en dóh palabrah : in - creíble".

3 comentarios:

Eride dijo...

Mi padre el otro día:

- Eride, me dejan un portátil nuevecito por 350 €.
- ¡¡¡CÓGELO!!! Sea lo que sea.
- [reventando de orgullo el hombre] ¡Y lleva lo último! ¡Lleva el Vista!
- Tranqui, lo formatearemos...

hera dijo...

Jajajajaja, eso te pasa por pasarte al lado oscuro... haberte quedado con el XP cony y sino... pásate a Mac

El Operador dijo...

Aaaah, pequeña hera... yo también tengo (entre otras cosas) un Mac. Un hermoso Cube, para ser exactos. ;-)